REGRESAR

Pensando sobre la base de la visión que el Señor nos ha dado y las diferentes formas en que este retiro de parejas contribuye a la visión de nuestro ministerio, nos damos cuenta de las muchas bendiciones que hemos recibido a lo largo de los años y el papel muy importante que ha jugado en nuestras vidas. Este retiro de parejas es parte de nuestra visión como ministerio y no es una actividad aislada. Este año, y los años por venir, con la ayuda de Dios queremos con cada retiro contribuir a la visión de cada ministro y sus respectivas congregaciones. El objetivo es apoyar e inspirar a otras iglesias en el bienestar de sus parejas. Esa es la razón por la que llamamos a estos tipos de retiros: PAR (Preparando, Afirmando, Recuperando).

Preparando las nuevas generaciones de parejas para que no solamente sus familias sean transformadas, pero para que estas al mismo tiempo se conviertan en el activo más importante para la visión desarrollada por sus pastores.

Afirmando los principios del matrimonio. Reconocemos que cada pareja se encuentra en una etapa diferente en su desarrollo; por esta razón, no solamente queremos enfatizar la preparación de estas para apoyar la visión pastoral, sino afirmar a aquellos que se han debilitado en esta relación tan crucial. Nuestra vida está regida por principios. Cada comportamiento obedece a lo que creemos como bueno o hemos aceptado como verdad. Guiarles a vivir bajo los principios bíblicos será nuestro mayor interés.

Recuperando el sueño. Pretendemos reenfocar a los cónyuges en sus intereses originales cuando frente a Dios se dieron el «sí», pero más importante, ministrarles la esperanza de que Dios siempre ha tenido un sueño para cada pareja. En cada plenaria se espera que haya una fuerte ministración para recuperar el sueño de Dios sobre cada pareja.

¿Por qué la inversión económica para salir a recibir estos beneficios? ¿Acaso no podemos hacer esto en la iglesia? Damos de gracia lo que de gracia hemos recibido. Pero creemos en el poder del enfoque.

Restauración Reseda © 2000